Actualizado 21/JUNIO/2019. NUEVO APARTADO: BOLETÍN INFORMATIVO JULIO 2019, SECCIÓN SINDICAL INV, ENLACE A RED@ZUL DEL CNP, ENLACE AL NAA (NIVEL DE ALERTA ANTITERRORISTA), CURSOS/FORMACIÓN, NOTICIAS PRENSA...

sábado, 5 de enero de 2019

Sitges refuerza el control del 'top manta' con vigilancia privada.

El Ayuntamiento de Sitges contará en el 2019 con el apoyo externo de agentes de una empresa de vigilancia privada que colaborarán con la Policía Local en la vigilancia del 'top manta'. Los agentes de seguridad privada patrullarán con los policías en las zonas de más afluencia de manteros con un objetivo disuasorio. Además, desempeñarán tareas informativas cuando otros servicios que puedan surgir en el municipio imposibiliten la presencia policial, según ha detallado este sábado la ACN. 

Con todo, se pretende garantizar la presencia de agentes de uno u otro cuerpo de forma permanente en la fachada marítima de la localidad para que los manteros no ocupen el espacio público. El consistorio también ha presentado un estudio socioeconómico de los vendedores ambulantes que concluye que el vendedor tipo es un hombre senegalés de entre 18 y 28 años, que quiere dejar la venta ambulante ilegal y regularizar su situación.

La Policía Local de Sitges y los guardias de seguridad privada realizaron dos pruebas piloto sobre el funcionamiento de los dispositivos conjuntos durante el pasado mes de diciembre. Los datos, aseguran, son muy positivos, ya que la veintena de manteros que había entonces en la fachada marítima de Sitges acabaron marchándose «definitivamente» del lugar.

Se iban y volvían

Esta es la principal diferencia con dispositivos anteriores, que ejecutaba, en exclusiva, la Policía Local. Inicialmente los manteros también se iban, pero la imposibilidad de mantener agentes permanentemente haciendo guardia por la fachada marítima hacía que los vendedores reaparecieran poco rato després. Con los vigilantes privados se consigue este objetivo, ya que los agentes contratados estarán patrullando de forma permanente en las zonas de más afluencia de manteros, como la playa de Sant Sebastià, el paseo de la Ribera o la zona de los museos. Cuando estén solos, sin embargo, no podrán actuar y solo harán tareas informativas. 

Según la normativa, los agentes de seguridad privada solo pueden intervenir si están supervisados por al menos un agente de algún cuerpo oficial. Sin embargo, el ayuntamiento confía en que la medida tendrá éxito y ya se ha comprometido una partida de más de 230.000 euros para contratar seguridad privada durante 149 días del 2019.

No hay comentarios: